Entiendo que a primera vista puede resultar extraño e incluso contradictorio verdad?

Les aseguro que ya es una realidad, aquí en nuestra consulta y hace cientos de años en Japón. Gracias al gran conocimiento, a la sensibilidad y a las técnicas refinadas de este arte japonés administramos tratamientos agradables, eficaces e indoloros que resultan particularmente beneficiosos para condiciones de stress, ansiedad y dolor.

La antigua acupuntura china siempre ha buscado y premiado la sensación de dolor en sus técnicas de punción, siendo tanto así que la llamada sensación de movimiento de “chi” (o “energía”) se describe literalmente como encontrar un dolor, calambres eléctricos o sensaciones intensas por parte del paciente. Cuando se insertan las agujas y se mueven repetidamente, entrando y saliendo rápidamente o en movimientos rotatorios que suelen aplicarse durante varios minutos seguidos y en varias rondas de repeticiones consecutivas, se dice que se ha encontrado el “chi”. Después de experimentar este tipo de experiencia no me parece extraño que se refieran a la acupuntura como a la “tortura china”, si con suerte les queda humor para tanto.

Japón importó está medicina hace más de 1.400 años durante los cuales la han refinado y desarrollado considerablemente. A medida que los acupuntores japoneses profundizaron en su comprensión de lo que ocurría al aplicar agujas prevaleció el entendimiento que la intervención a través de la aguja es más eficaz por su función de dirigir y concentrar energía (como una antena) o proporcionar una nueva información al cuerpo que por su capacidad de perforar y desgarrar los tejidos. Gracias a esta comprensión es posible administrar tratamientos que minimizan la cantidad y el dolor de las punciones y maximizan su eficacia.

Los cambios y movimientos de “chi” (o “energía”) se perciben en mayor medida por el terapeuta que por el paciente y si éste los percibe son todo lo contrario de desagradables o dolorosos. Algunas líneas de pensamiento afirman que lo que antiguamente se llamaba movimiento de “chi” (o “energía”) se trata de un estímulo o información transmitido al sistema nervioso y/o al sistema de información y conexiones fasciales. Independientemente de la explicación científica los resultados empíricos hablan por sí mismos. 

Este nuevo enfoque pone mucha atención al estado de desequilibrio del paciente a través de la escucha minuciosa del pulso y la palpación del cuerpo. Consigue así reducir la cantidad de puntos a tratar y la aplicación de técnicas dolorosas en éstos, convirtiendo el tratamiento en una experiencia relajante y agradable.

El estilo que practico, llamado Toyohari (que significa “aguja oriental”, en japonés), proviene de una línea de acupuntura japonesa que practican terapeutas ciegos en japón. Gracias a la sensibilidad que desarrollamos en el tacto podemos percibir zonas tensas o débiles en el cuerpo y tratarlas, devolviéndolas a su estado natural.

El tratamiento consiste en la aplicación de contacto con agujas y diversos instrumentos de varios metales (oro, plata, cobre etc) sobre la piel y se complementa con aplicación de calor en puntos concretos. Raramente se introducen agujas y cuando se hace consisten en inserciones indoloras de 1 o 2 milímetros.

Resulta especialmente beneficioso para patologías relacionadas con el sistema nervioso como son el dolor, el stress, la ansiedad, el insomnio, depresión, trastornos menstruales etc. Esto se debe a la elevada reactividad del sistema nervioso ante la naturaleza de los estímulos que generamos, aunque en la práctica se tratan todo tipo de síntomas y desequilibrios con eficacia.

Mi experiencia personal me da la impresión de que es una modalidad de tratamiento que está evolucionando a la par de las necesidades de nuestra sociedad moderna. Cada vez ejercemos más uso del sistema nervioso y por lo tanto sufre también de mayor desgaste. Este tratamiento nos brinda la posibilidad de contrarrestar el desgaste, fortaleciendo todo nuestro organismo y aumentando nuestra capacidad de gestionar el stress.

Cómo puede ser indolora la acupuntura?
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Cómo puedo ayudarte?
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?